Seleccionar página

El productor envió un plan para reorganizar la situación de las salas a Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires; Enrique Avogadro, ministro de la Cultura de la Ciudad; Guillermo Montenegro, intendente de Mar del Plata, y a su secretario de cultura, Carlos Balmaceda.

Vale puntualizar que esta posible hoja de ruta que planteo a mano alzada, siempre la imagino sujeta al resultado sanitario que se experimente durante el mes de mayo, atento a que lo antepongo a cualquier otra prioridad o interés”, destacó el empresario sobre esta propuesta que consiste de 6 puntos:

• Abrir espacios “de abajo hacia arriba” en cantidad de personas y/o capacidad nominal, creciendo por períodos quincenales a partir de agosto/septiembre, siempre bajo protocolo sanitario.

• Reconocer, al margen de la autorización para retomar la actividad, que el mismo público tomará su propia dinámica en retornar paulatinamente a las salas. Eso será producto de una lógica primera inercia poscuarentena, más una economía hogareña más dañada que antes del inicio de la pandemia.

• La apertura en la última parte del año que propongo, aunque deficitaria desde lo económico, sería una manera de prepararnos para encarar la temporada 2021 con alguna mejor posibilidad. Serviría a los efectos de “adelantar el miedo” en el público, además de retomar los contratos de trabajo hoy inexistentes.

• En caso de trasladar la apertura de los espectáculos recién al verano se llevaría puesta gran parte de la temporada 2021, anulando además el movimiento del espectáculo fuerte en los centros veraniegos, especialmente de Mar del Plata y Carlos Paz.

• Recordemos que los espectáculos necesitan, a diferencia de un local comercial que puede abrir sus puertas de un día para otro, unos dos meses de preparación previa para ensayos y lanzamiento. Nuestra actividad en un punto se asemeja a lo ya definido para los vuelos de cabotaje, a los cuales se autorizó desde ahora la venta de pasajes para el 1 de septiembre.

• Siempre bajo un protocolo específico para espectáculos públicos acorde a la concurrencia, tener certezas durante el mes de junio también empezaría a tranquilizar a la comunidad artística, hoy sin perspectivas y mayoritariamente angustiada.

Además, Carlos Rottemberg agregó: «Si logramos mancomunar esfuerzos entre artistas y trabajadores del medio, más empresas y autoridades, podríamos soñar en terminar el año mejor que como lo comenzamos. ¡Y bien sabemos que también de soñar se trata el espectáculo!».

Fuente: Escenarios Nacionales.