Seleccionar página

Cada 26 de noviembre se celebra en nuestro país el Día del Humorista, en conmemoración al nacimiento de Roberto «el negro» Fontanarrosa. Por este motivo en Las Mañanas de Bla, Pamela Molina se dio el gusto de charlar un rato con el actor y humorista, Leandro Orowitz.

¿Cómo es la vida de ser actor, de hacer humor?

Es todo lo contrario de lo que se imaginan. Somos malhumorados generalmente, pero tratamos de hacer reir constantemente a todas las personas. Igual lo digo como en broma, somos malhumorados porque si me contás un chiste te pongo una cara de dejate de joder… Es hermoso hacer reir, me parece que es muy sanador. Y el don que nos dieron hay que utilizarlo para la gente.

¿Cómo celebras el humor? cuando te dicen que «sos humorista» ¿qué sentís?

La verdad, me considero más actor. Al hacer comedia estamos viviendo como pasando examen. El argentino es especial en cuanto al humor. En los últimos años cambiaron un montón de temas y el humor fue modificándose y trasmutándose. Si vos no te reís de vos mismo, como vas a hacer reir a los demás. Hay que tener humor de todos los temas. Hay que romper con todos los parámetros porque el humor es verdad, como el drama, como la vida misma. Uno transmite una realidad y la magnifica un poco para conectar con el público y hacerlo distender.

Este fin de semana, 21.30 hs, finaliza la primera parte de la temporada de la obra en la que participa, «Atrapalos si podés», en La Casona, Avenida Corrientes 1975. Con elenco conformado por Adriana Salgueiro, Gabriel Mirón, Hernán figueroa, Ana Moreno, con la dirección de Aldo Funes, y el libro de Guillermo Camblor. La segunda parte continúa en verano, el 9 de enero, nuevamente en La Casona, haciendo temporada aquí en Buenos Aires.